¿Pipí con papá o con mamá?

Estándar

Mi hijo gracias a Dios, es sano, inteligente, curioso, aprende super rápido las cosas, y se las enseña a medio mundo… Pero a la hora de hacer pipí, se le ha hecho un poco complicado… Dicen que la mejor edad para sacarle los pañales a un niño es cerca de los dos años de edad, en época de verano. Tuve la mala experiencia con un sobrino, que le enseñaron a los dos años, pero en invierno, el pobre andaba repartiendo pipí por el mundo, con todo el frío que sentía, y ademas el estar mojado aunque fuera un minuto ¡hacia que se resfriara frecuentemente! Entonces apenas supe de cual era la mejor edad y la época del año, comencé con esta aventura apenas el termómetro marcó 30° c, en Santiago de Chile.

Hoy tuve una discusión con mi novio, porque mi hijo está aprendiendo a ir al baño solito.  Ha pasado ya tres o cuatro días sin pañal casi el día completo, solo para la siesta y cuando ya se pone mas fresco le coloco uno, y claro en la noche para dormir.

Hoy fue uno de esos días, estaba con su pañal y después de su almuerzo se lo saqué, dió cuatro pasos y se hizo pipí. Fui para el baño, le saqué la ropa mojada, lo senté en la taza (que gracias a Dios nunca ha tenido miedo, como otros niños), ahí lo dejé, le lleve un cuento, y llame David (mi novio),  para que lo viera mientras iba por ropa limpia y zapatos secos. En eso, escucho la conversación de ellos, y escucho que David le esta enseñando a tomar su pene para hacer pipí, le dije que mejor no, ya que primero aprenden a hacer pipí sentados, y si se lo toma dejara el pipí repartido por todo el baño y no es la idea. (ya que soy yo la que tengo que andar detrás de él, limpiando donde se haga)

El me contestó, ¿Quien ha hecho pipí con pene? ¿tu o yo?, yo le dije no tiene nada que ver… me dijo, ¡¡si, tiene mucho que ver, soy yo el que tendría que enseñarle, para que se le haga más fácil!!… Pensandolo bien, puede ser, pero igual es complicado, ya que soy yo la que paso todo el día con nuestro hijo, yo la que lo cuido y le enseño casi todo lo que sabe, entonces es difícil. Además, ¿quien le enseñó a hacer pipí a David?, ¿su papá?, no lo creo, ya que la tía Paty siempre cuenta, que el tío no la ayudaba ni a mudarlos, ni a darles de comer, ni nada, solo le decía: Paty, el niño quiere algo. (como tristemente lo hacen la mayoría de los padres).

Entonces, ¿tengo que estar agradecida o enojada con esta situación?

El se fue molesto y salió, porque casi fue como una aberración el decirle que yo le enseñaba a hacer pipí a nuestro hijo.

Creo que tendré que pedirle disculpas y agradecerle por estar comprometido con la crianza, y que si nos ayude con esta nueva etapa de nuestro hijo, pero dejándole en claro, que no quiero tener que limpiar todo el baño después que el niño se siente a hacer pipí.

¿Que opinan uds?

Es algo simple, pero como siempre, ¡¡las cosas más simples, son las más difíciles!!

Anuncios

Olor a navidad…

Estándar

Se nos viene la Navidad a pasos agigantados! Ya vemos hace más de un mes las cosas de navidad en los mall, supermercados, y tiendas, llenando el alma de las personas del espíritu del consumismo. El año pasado me preocupé más de tenerles regalo a la mayoría de las familias, pero este año no. ¿Por que? Porque simplemente, haré millones de galletas y regalaré eso con algún mensaje y un lindo envoltorio artesanal. El año pasado me preocupé más, ya que como era la primera navidad de mi hijo, todos estarían pendientes y le llegarían muchas cositas para esa fecha, y el sin entender, no habría ningún regalo, ya que solo quería jugar con los primos y tomar teta.

Esta Navidad, aunque aun no llega, me he dado cuenta que mi hijo ya sabe y entiende del arbol de pascua, del viejito pascuero, del nacimiento de Jesús, pero aun no entiende sobre los regalos. Le dije que le hicieramos la carta a Santa, y le pregunté que quería, siempre pide lo mismo, un peluche de Doki, un monito de un canal para niños. Y ¿algo más?… el me dice : “ya, koki” (doki), solo eso.

El se fascina mas con los adornos, y jugar, y saber que nos juntaremos en familia, le llama mas la antención la magia de las cosas, el color, el brillo, el nacimiento del bebé como dice el (que a todo esto, hemos tenido que esconder bajo 7 llaves, porque el lo quiere poner en el pesebre antes de tiempo, jaja), el me demuestra el verdadero espíritu de navidad, ese que no debiéramos olvidar nunca! Que está muy lejos del estar comprando como locos, pienso que sería más valorado un regalo hecho por uno mismo, como una cena, un cuadro para fotos, galletas, lo que sea, que gastar quien sabe cuanto, en algo que quizas no usen, lo regalen, o lo vendan, en cambio, esas cosas las ocupan, o las comen, porque saben que quizas uno no tiene mucho dinero, pero las hizo de corazon y con todo el amor que siente por la persona que lo recibe.

Les dejo un link de galletas navideñas fáciles, muy ricas!

http://www.yanuq.com/buscador.asp?idreceta=1502

Aprovechen y pidan ayuda a la familia, así pasan un buen rato que nunca olvidarán!

Fotografía: Eleazar en su primera Navidad. 2010

Mi “Familia”

Estándar

Cuando te casas, o te quedas con tu pareja estable, te proyectas, vives el día a día enamorada, y piensas en agrandar la familia, y cuando eso sucede uno sabe que algo cambia. Por mucho que uno considere a su pareja su familia, cuando sabes que hay un ser creciendo dentro de tí, o cuando se esta haciendo los papeles para la adopción, uno reafirma esta es mi “familia”, ahora si, es lo que faltaba para ser una familia de verdad, uno tiene esa sensación.

Cuando se tienen los planes de un bebé, o un niño, uno se llama familia a la ligera, pero no podemos menospreciar a esas familias compuestas por una persona, por dos, o 15 como en el caso de la abuelita de mi novio, todas son familias, con su perro, su loro, su gato o simplemente con sus recuerdos!

Pero no podemos negar, menos yo, como madre, que mi familia, “mia” la logré cuando nació mi hijo.

 

Agradezco a Dios y mi amado David por darme la hermosa bendición de ser madre!